Trompos de Plástico

Los amos del aire.

Los trompos de plástico son los más ligeros.

Eso los convierte en los trompos más idóneos para realizar trucos aéreos (y terrestres).

Lo primero a tener en cuenta es que los trompos de plástico llevan la cuerda guardada en su interior, es decir, que suelen estar huecos y aprovechan ese espacio para poder dejarla dentro. Más de uno se ha vuelto loco buscando el cordón cuando en realidad lo tenían entre sus manos.

Trompo Cometa Cobra

Trompo Cometa Cobra

Si los trompos de plástico son los amos del aire, los reyes indiscutibles son los fabricados por la marca cometa. Existen una gran variedad, según su peso, la calidad y longitud de la cuerda, su tamaño…etc. Cuanto más puntiaguda sea su punta y más ligera su estructura, podremos realizar más trucos y durante más tiempo.

Por su calidad y versatilidad, los trompos cometa preferidos por todo el mundo son los Orion, los Supercar y los Tornado, aunque existen otras muchas variantes como la Cobra, que es la más pesada pero la más resistente también.

Otra marca de calidad, que cada vez va ganando más adeptos, son los trompos fabricados por Space, en concreto su modelo Saturno. Los Saturno tienen una muy buena relación calidad-precio y su estructura es fuerte y resistente.

¡Pero no acaba ahí la cosa! Tanto las roller de Space como las spin de Cometa, son variaciones de las propias peonzas que añaden un cojinete de unión entre la punta y la base, el cual les proporciona un incremento de giro mayor al reducir la fricción. Como el cuerpo del trompo gira de forma independiente a la punta, esto se traduce en giros y giros durante más tiempo, incluso si el truco realizado atrapa la punta “frenándolo“, el trompo seguirá girando por su cuenta.

Aquí podréis ver un video donde se realizan, con elegancia y naturalidad, la mayoría de los trucos más habituales.

Por todo esto es lógico deducir que nadie (o casi nadie) utiliza los trompos de plástico para batallar. No al menos a la vieja usanza, ya que los UTF de los Basurillas, o los Beyblade son precisamente de plástico, aunque su diseño y sistema de lanzamiento los aleja de las peripecias a las que nos estamos refiriendo. Los guerreros sintéticos de UFT y Beyblade son una agradable excepción, que añade variedad y diversión al nutrido mundo de los trompos.

Así que ya lo sabéis.

Si os decidís a dejar volar vuestra imaginación y os atrevéis con los trucos más difíciles, los trompos de plástico serán vuestros mejorers aliados.